Inicio ║ Mapa del Sitio ║ Contacto         

 

Puedes desde una línea fija o móvil marcar 311 para el registro y seguimiento de denuncias, quejas y reclamaciones, o bien acceder a www.311.gob.do y registrar facilmente tu solicitud.

El director del programa de VIH de Salud Pública hizo un llamado a los jóvenes para que en esta fiesta de fin de año eviten los excesos  que conducen a situaciones que luego  tengan que lamentar.

“Estas celebraciones son transitorias y la vida continuará, y es mejor disfrutar sin llegar al desenfreno y sin sufrir consecuencias que luego se lamenta toda la existencia”, dijo el especialista.

 

El doctor Luis Ernesto Feliz Báez recordó que la población  de 15 a 24 años de edad es una de las más vulnerables  ante el VIH y el SIDA, ya que según las estadísticas más recientes,  cada 24 horas, cinco mil  jóvenes se infectan con el virus del VIH en todo el mundo.

Particularmente en la Republica Dominicana la juventud es muy vulnerable y el número de infectados con el virus del VIH tienden a aumentar en las fiestas de fin de año, debido al desenfreno y el consumo descontrolado de alcohol.

El doctor Feliz Báez extendió su llamado al comedimiento a toda la población, ya que el VIH no respeta edad ni sexo, e  hizo hincapié en los jóvenes por  lo contundente que son las estadísticas respecto a la vulnerabilidad de los mismos.

Dijo que el país necesita que su juventud se mantenga sana para poder continuar transitando hacia el progreso y el desarrollo, ya que una juventud enferma merma dramáticamente en sus aportes y  la calidad del  trabajo productivo.

“Quiero llamar la atención de los jóvenes e invitarlos a ser comedidos durante estas fiestas de fin de año, las cuales de hecho son transitorias, mientras que la vida sigue, y a los jóvenes les queda un largo camino por recorrer y realizar sus aportes al país” Disfrutar de sano compañerismo en familia, sin excesos es la mejor forma de compartir.

Agregó que: “los pueblos con una juventud sana son pueblos prósperos, porque su fuerza productiva es mayor que la de una población de enfermos”.

El doctor Feliz Báez indicó que por eso el Ministerio de Salud Pública de la República Dominicana a través de la Dirección de Control de las Infecciones de Transmisión Sexual y SIDA, hace un ferviente llamado a la población del país y particularmente a los jóvenes de 15 años en adelante para que disfruten sus fiestas sin excesos.

Debido al desenfreno de estos días, los jóvenes tienden a dar riendas sueltas a sus emociones, las motivaciones de allegados, y el exceso de alcohol aumentarán la vulnerabilidad de la población , pues las facultades perceptivas de poder distinguir  el riesgo de una relación sexual dudosa son mínimos, y esto lo convierte en una presa fácil para el VIH.

Afortunadamente esto puede evitarse de un modo simple, con un poco de comedimiento y evitando los excesos, concluyo el director de DIGECITSS.

Esta nota en los medios de comunicación

Periodico Hoy

Nos visitan

Hay 159 invitados y ningún miembro en línea

Compartir